Ilia Malinin y ‘Succession’ rompen récord sobre hielo

[ad_1]

Al igual que la trama de Succession, la victoria de Ilia Malinin en la competición particular person masculina del Campeonato Mundial de Patinaje Artístico sobre Hielo del sábado tuvo muchos giros: seis saltos cuádruples que incluían un cuádruple axel, una hazaña que implica cuatro vueltas y media en el aire.

Que esos elementos estuvieran ambientados con la canción principal de la serie de HBO no hizo más que aumentar el dramatismo de la actuación de Malinin.

La melodiosa música de cuerda que abre la canción llevaba sonando unos 30 segundos cuando Malinin, un estudiante de 19 años de la Universidad George Mason de Fairfax, Virginia, ejecutó un cuádruple axel con un traje que parecía un esmoquin clásico. Malinin, que creció en Fairfax, es el único patinador que ha realizado ese salto en competición; lo hizo por primera vez en 2022.

Cuando sonaron los acordes de piano del tema de Succession, ya había completado otros tres saltos cuádruples: un cuádruple lutz, un cuádruple loop y un cuádruple salchow (su habilidad para ejecutar saltos cuádruples le ha valido el apodo de Quad God, el dios de los cuádruples). Antes de que finalizara el programa de aproximadamente cuatro minutos, realizó dos más.

Malinin empezó a patinar con el tema de Succession el otoño pasado, pero aún no ha visto el programa. “No estoy suscrito a HBO”, dijo en una entrevista. “Pero si la tuviera, sin duda la vería”.

La programación de la cadena ya ha influido antes en sus actuaciones: la temporada pasada, realizó un programa de patinaje libre ambientado con una selección de música de la serie Euphoria.

“Yo tampoco vi Euphoria”, dijo, “pero he oído que es una serie muy buena”.

Para su patinaje libre con el tema de Euphoria, Malinin trabajó con el coreógrafo Juris Razgulajevs. Su actuación del sábado, por la que recibió la puntuación más alta jamás obtenida en un patinaje libre, fue desarrollada por la coreógrafa Shae-Lynn Bourne.

Bourne eligió el tema Succession en parte porque aún no se había utilizado en patinaje artístico, un deporte en el que las selecciones musicales se repiten a menudo, explicó Malinin.

“Jugamos a ver cómo hacer que el sonido funcionara para un programa de patinaje artístico, para que el programa fluyera mejor y fuera cómodo ejecutar los elementos limpiamente”, dijo. “Añadimos algunos efectos de sonido y cambiamos cosas para que la música se construyera como debería para un programa de patinaje artístico”.

Nicholas Britell, que compuso el tema de Succession, dijo en un correo electrónico que se sentía honrado de que Malinin eligiera la música para su patinaje. “Es realmente emocionante ver que la partitura trasciende más allá de la pantalla de televisión”, dijo Britell.

Malinin dijo que estuvo a punto de no asistir a los recientes campeonatos de patinaje debido a una “pequeña lesión” que lo mantuvo alejado del hielo durante una semana antes del evento. Su puntuación complete de 333,76 —más de 24 puntos por encima de la del segundo clasificado en la competencia, Yuma Kagiyama— fue una representación de los progresos que Malinin ha realizado desde que entró en el circuito internacional de patinaje masculino sénior en 2021.

“Nunca pensé que podría lograr este increíble patinaje libre y obtener este loco récord mundial”, dijo Malinin, y agregó que aprender a aterrizar un salto cuádruple axel lo ha motivado “para convertirse en alguien innovador, que cambia las reglas del juego”.

Sus entrenadores principales, Tatiana Malinina y Roman Skorniakov, son también sus padres. Ambos fueron patinadores olímpicos con Uzbekistán y han aprovechado esa experiencia a la hora de instruir a su hijo. “Me dicen que no me estrese tanto antes de una competición y que aproveche al máximo los entrenamientos para que sean eficaces”, contó Malinin. También le aconseja Rafael Arutyunyan, entrenador durante muchos años de los patinadores olímpicos estadounidenses Nathan Chen y Adam Rippon.

Desde que domina el cuádruple axel, Malinin ha manifestado su interés por intentar un salto quíntuple, una maniobra que implica cinco rotaciones en el aire y que nunca se ha realizado en competencia.

En los próximos meses, Malinin planea “tomarse el tiempo necesario para prepararse mentalmente para la concept de intentar” el salto quíntuple, dijo. “Me gusta superar los límites de las capacidades físicas y los límites de este deporte”.


[ad_2]

Supply hyperlink

Leave a comment